Se concede la Medalla Extremadura al personal sanitario y sociosanitario extremeño

La crisis en la que el mundo se ha visto envuelto en este 2020 ha dejado a su paso un escenario complejo. Con una pandemia que deriva en difíciles situaciones sanitarias, sociales y económicas, ha habido un sector de la sociedad que ha destacado especialmente por encima de otros muchos.

El personal sanitario ha hecho frente a la epidemia y ha puesto en riesgo su salud con el fin de preservar la de la población. El esfuerzo y sacrificio de estos trabajadores ha sido ejemplar, una prueba de profesionalidad y sacrificio que debe ser admirada y aplaudida.

Además de estos profesionales y de sus lugares de trabajo, la crisis del COVID-19 ha colocado en una situación de especial vulnerabilidad a las personas que residen en centros residenciales sociosanitarios, donde el personal ha demostrado una especial dedicación a la protección, cuidado y auxilio de sus residentes.

Por estos hechos encomiables, la Comunidad de Extremadura quiere reconocer la dura tarea ejercida de estas personas entregando la Medalla de Extremadura como reconocimiento a méritos ejemplares y aportaciones trascendentales a la sociedad. Esta representa la solidaridad y la justicia, la virtud y distinción frente a toda la población, algo que, sin duda, merecen nuestros profesionales sanitarios y sociosanitarios.

Esta decisión ha sido publicada como Decreto 38/2020 del 29 de julio, que puedes leer aquí.