El de Cáceres es el primer hospital público que realiza mamografías con contraste

El nuevo Hospital Universitario de Cáceres realizó la semana pasada las primeras mamografías con contraste que se hacen en un hospital público en España, gracias a la reciente adquisición de un equipamiento del que no dispone hasta ahora ningún otro centro hospitalario del Sistema Nacional de Salud, según destacó ayer la Junta en un comunicado de prensa. Se trata de un mamógrafo digital de doble energía, que resulta especialmente útil para detectar tumores ocultos o de difícil visualización con una mamografía convencional, y focos múltiples de tumores en ambas mamas, lo que servirá para determinar con más precisión el tipo de tratamiento.

Esta nueva técnica, que empezó a llegar a partir de 2016 a algunos centros sanitarios privados de nuestro país, podría sustituir en un futuro cercano a las resonancias magnéticas en este campo, fundamentalmente en el seguimiento de pacientes ya diagnosticadas de cáncer de mama a las que se le solicita control evolutivo, lo que permitirá mayor celeridad en el flujo de trabajo y mejorará los tiempos de espera.